Inteligencia Artificial, ¿realidad o ficción?

Int-Art-header-1140x600

Con el afán de plasmar mis ideas y conversaciones acerca del “movimiento IA” y la similitud de la tecnología con la arquitectura humana, he decido publicar este artículo para aclarar algunas ideas al respecto.

Siempre he comparado de manera inconsciente y casi sin pensarlo, la increíble similitud que existe entre el diseño del concepto tecnológico y del desarrollo humano en sí. Con el constante cambio en los diseños electrónicos de la actualidad, he captado de manera muy sutil, esta similitud entre estas dos partes. Para mí, tan evidentes como la formación fractal de un árbol.

Desde que descubrir hace un par de años la SINGULARIDAD con el famoso libro “La singularidad está cerca“, ha estado rondando este concepto por mis múltiples neuronas, y desde que Ray Kurzweil me explicó realmente este concepto, casi, me he obsesionado con él. Ray explica y teoriza que esto no es más que un posible acontecimiento futuro en el que, según se predice, el progreso tecnológico y la comprensión social se acelerarán con el desarrollo de una inteligencia humana. Es decir, que la tecnología va tan rápido que no tendremos ocasión de aprenderla o captarla como tal, será un cuello de botella de información.

The-Singularity-Is-Near

Cada día estoy más convencido que el sistema tecnológico actual, esta calcando y rediseñando los estándares humanos en la organización social del hombre, tal es así, que confío ciegamente que llegaremos a una singularidad tan simétrica con los modelos (evolucionados) de la tecnología, que no nos daremos cuenta que estamos creando a imagen y semejanza los mismos parámetros y factores que a nuestro propio cuerpo (psicología, ADN, flujo de datos, reacciones, estructura física, cerebro, actitudes, etc). Por ello, la capacidad de una persona al comprender un factor determinante de la tecnología, puede ser en contraposición, un impedimento para otro.

Para simplificar mas este tema, a continuación existen un par de similitudes o asociaciones directas a lo que yo llamo “la paradoja de la replicación humana”, haciendo referencia a la creación de dispositivos tecnológicos asociados a nuestra propia vida y cuerpo.

city_circuit

El hardware de un ordenador complementa y conecta todo tipo de dispositivos para que todo, en su conjunto, funcione para un solo fin, funcionar al unísono. En el cuerpo humano, pasa exactamente lo mismo, todo debe de estar conectado para llegar a un fin, que es vivir. Las que se asocian directamente al cuerpo humano (la conexión del conjunto del cuerpo), es una parte intrínseca y perteneciente a nuestros orígenes. De esta forma, intentamos replicarlo en nuestro presente, y futuro.

Aunque el software es una parte que está muy calculada, medida, programada y diseñada, nosotros deseamos crear una inteligencia artificial donde no todo esté medido, donde los futuros androides puedan cometer errores, decidir el mal o el bien, o simplemente, decidir y definir conceptos, que a día de hoy no logramos entender, como pueden ser las emociones. La programación mental que tenemos se debe a los cientos de miles de años de evolución, de prueba y error y así consecutivamente a lo largo de la historia del hombre, así que dudaría tremendamente que una inteligencia artificial se pueda crear de la nada a imagen y semejanza nuestra. Hay que tener muy claro, que la organización de las acciones como correr, hablar, caminar, reaccionar, se han labrado y creado desde hace miles o cientos de miles de años, me impactaría mucho que se pudiera programar estas acciones sin problema en los próximos 200 años. Hay que tener en cuenta, que hemos tardado unos 50 años en comprender gran número de procedimientos mentales complejos, y el cómo funciona realmente nuestro cerebro.

tumblr_p6a5mloroh1ua3pt9o1_1280.png

Con esto, el ser humano desde Leonardo Da Vinci con su “Robot de Leonardo”, hasta los egipcios con sus autómatas, han tenido la esperanza de que el ser humano intente crear una IA, sin embargo, en muchas ocasiones, uno no se para a pensar, que la finalidad de crear una IA actualmente, está a años luz de ser real, aunque personalmente, opino que es imposible a día de hoy. Si creo en una sinergia entre el software-máquina humano, pero nunca de crearla y que aprenda. Aunque entramos en una paradoja ya que nosotros somos la “inteligencia artificial” de la naturaleza a través de la evolución (no soy muy partidario de la teoría de la evolución hasta el homo sapiens, más bien de la panspermia, aunque se asocien en jerarquías).

Todos hemos visto infinidad de películas “made in Hollywood”, cuyo género, la ciencia ficción, se centraba en la IA (2001 Odisea en el Espacio, Ex Machina, Terminator, Automata, Matrix, Transcendence, Tron, etc), en algunas aparecía como el mayor mal para la humanidad, y en otras, podría ser la salvación de la humanidad. No creo que eso llegue a pertenecer a la humanidad como tal, y menos, con autonomía propia.

La inteligencia artificial no podría ser nunca recreada a imagen y semejanza del humano, ya que existen factores que no se pueden replicar, como por ejemplo, en las emociones humanas, ya que están fuertemente ligadas al comportamiento humano y a la cultura. También a medios ambientales o geográficos. A parte, tenemos un gran dilema; cada persona de la tierra, tiene una forma de actuar diferente, cierto es que nociones básicas del comportamiento humano como comer o reírse, están ligadas al humano, pero no se han preguntado, ¿cómo se debería reírse una inteligencia artificial?, creo que existen demasiados factores para creer en que una IA razone sobre un chiste, o como la misma definición dice, que sea consciente de si mismo. ¿A caso las bacterias de nuestro organismo son conscientes de su propia existencia?, ¿son acaso seres vivos no inteligentes que no son conscientes de su propia existencia? Se ha demostrado que muchos sentimientos están ligados al comportamiento biológico del ser humano, factor que faltaría en una IA.

La habilidad de correr, cansarte, tener orgullo, prejuicio, odio, ira, raciocinio, inteligencia, astucia, enamorarte o ansiedad, son factores casi imposible de replicar por una IA a día de hoy.

Hablamos de otra situación cuando hablamos de autómatas (máquina que imita la figura y los movimientos de un ser animado), aunque ahí no existe inteligencia artificial, creen los expertos, que es el primer paso para crear un software (IA) tan sofisticado que comprenda y aprenda como el ser humano. Para eso, primero se debe crear un hardware casi perfecto. Pero tranquilos, no creo que haga falta muchos años (unos 50 opino) para tener la primera inteligencia artificial, por lo menos, que sea vagamente “aceptable” capaz de acatar órdenes concretas para ayudar al humano.

Recientemente, un grupo de investigadores suecos ha dado un extraordinario paso en el camino del desarrollo de inteligencia no biológica, al construir la primera neurona artificial capaz de imitar el funcionamiento de las células del sistema nervioso, es decir, transformar señales químicas en impulsos eléctricos y comunicarse con otras células, aunque se está probando en circunstancias muy concretas, la nanotecnología también dará pasos gigantescos y nos ayudara a avanzar.

Con la suma de la SINGULARIDAD, la rápida evolución nanotecnológica y la creación de nuevas teorías, la IA podría ser una realidad dentro de varias décadas, pero nunca (como nos han enseñado en Hollywood), una IA que nos destruya y menos que conquiste la galaxia. Nosotros mismos nos destruiremos mucho antes de crear una IA donde los países o las naciones se unan para este fin.

A parte de estas nuevas “teorías”, el físico teórico Michio Kaku expone:

…hay áreas donde la robótica todavía está en pañales, una de ellas es el reconocimiento de patrones. Con una cámara incorporada los robots pueden conseguir posibilidades de visión más desarrolladas que las humanas. Pero el problema es que entiendan lo que ven…

Por ello, sigo pensando que la IA está en pañales, mejor dicho ampliando la respuesta, está aún en la matriz de la tecnología actual. Aunque cierto es, que Google ha desarrollado unos robots, algo más complejos que otros estudios, la practicidad y la inutilidad de estos son aún muy criticados y poco efectivos. Hasta diría más, la evolución del software en el mundo actual esta mas evolucionada que el resto de las tecnologías de la comunicación, prácticamente sin un patrón, una repetición, un ciclo numérico, casi nada funcionaría.

Es complicado hacer similitudes “verídicas” y sobre todo que sean muy evidentes, pero el flujo del diseño mismo de los dispositivos llegan a pensar que están creando parte de la arquitectura del ser humano.

Matrix, impactó profundamente en la era de la tecnología, a muchos nos abrió los ojos y nos hizo preguntarnos varias cosas de gravedad. Con ese toque crudo, analizaba la sociedad como postapocalíptica inmersa en una tecnología que nos destruyó. Por ello, siempre pensé, que si el argumento de Matrix fuera cierta, ¿dónde está el límite de la interacción de la máquina con el humano?, ¿cómo podríamos saber eso?, ¿acaso es una señal o mensaje de los “no – conectados” para que salgamos de la simulación.

Finalmente, cojo con pinzas, noticias como la que salió en 2017,  donde unos científicos, pronosticaron una teoría matemática donde exponen que el universo, es una gran simulación por ordenador.

¿Qué opináis?, ¿Realmente podremos crear una IA factible para la convivencia del ser humano, o nunca la crearemos?

Entrada creada 60

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba