La paradoja del Dr. Emmett Brown

¿Carreteras?…A donde vamos no necesitamos carreteras

Dentro de las incontables películas de viajes espacio temporales, la de Regreso al Futuro me hizo reflexionar de niño, y aún, a día de hoy, sigo pensando en algunos hechos reflejados en la trilogía. Existen varias conclusiones brillantes que explican el porqué nunca podremos ir a nuestro pasado y tal vez, no podamos ir a nuestro futuro. Aunque ciertamente la película narra todo lo contrario a mis conclusiones, he pensado en citar algunas dudas que tengo sobre este tema. Por varios motivos y afirmaciones de grandes contemporáneos de la ciencia, creo firmemente que tal vez, podremos viajar en el tiempo pero no a nuestro pasado y tal vez, no a nuestro futuro, sino a una realidad alternativa. Las preguntas que siempre me he planteado al respecto, serían idóneas dentro de una charla distendida con, tal vez, algún físico teórico o ilustrado especialista en el ámbito del tiempo y espero que algún día, esta charla tenga lugar.

Las preguntas que me planteo son tan variopintas que he intentado indagar en internet con la ilusa esperanza de que alguien pudiera responder al respecto. Así que voy a hacerlas aquí, por si algún alma caritativa puede desentrañar los misterios del tiempo. Primero, el viaje en el tiempo que se puede observar en la película y en otros films, utilizan una máquina del tiempo que está ubicada en un espacio y en un tiempo concreto en el universo. Supongo que si podemos modificar el tiempo podríamos viajar, pero la maquina no tiene la característica de modificar el espacio, por lo tanto, no se como, viajando al pasado, la maquina puede saber la localización exacta de ese lugar, de la tierra, de la galaxia y del supercumulo de Virgo galáctico, ya que constantemente estamos en movimiento. Supongo que si este viaje fuera corto, de unos minutos, no tendríamos problemas, pero tenemos que entender que la Tierra y la galaxia viajan a tremendas velocidades que nos desplazan en el espacio del universo. Por lo tanto, si viajamos en el tiempo, corremos el peligro de encontrarnos en mitad del universo estando la tierra a una gran distancia.

Otro gran problema que lo explicó el magnifico Dr.Emmett Brown es la posibilidad de viajar en el tiempo y el espacio, modificar en un momento dado esa realidad y que se diversificara en otra realidad. Es decir, que siempre que viajemos en el tiempo se creará una divergencia en la realidad en la cual “aterricemos” con la extraña casualidad que en todas las realidad alternativas en las que viajemos tengamos un doble igualito que nosotros, ¿qué casualidad? Esto es básicamente una coincidencia estadística absurda.

El Dr.Emmett Brown estaba en lo cierto al afirmar que no se puede jugar con los viajes temporales, ya que podemos matar a nuestro abuelo y nunca haber nacido. Pero si logramos matamos a nuestro abuelo, y si solo si lo hacemos, habremos nacido independientemente de la muerte de esta persona. Por lo tanto, se creará una realidad alternativa que nos conduce a la muerte de nuestro abuelo en otra dimensión espacio temporal ocasionando que en esa realidad. Dando lugar a que el yo nuestro de esa realidad, finalmente no nazca.

Pero aquí viene la gran pregunta que creo que afirma con certeza la afirmación de que no podemos viajar a nuestro pasado y menos a nuestro futuro, y aún menos, viajar y vernos en otra dimensión y hablar con nuestro “otro yo”. La Tierra, la humanidad, nuestros padres, nuestra forma de gobierno, e incluso, nuestra forma de ser, nunca serán tan parecidas en otra realidad alternativa. Hasta creo que ni siquiera las condiciones atmosféricas sean las mismas. Me imagino a un viajero espacial que viaja al futuro y de repente se encuentra en mitad de una estrella, o peor, que viaje al pasado y aparezca por casualidad en mitad de un océano. Nuestra realidad, nuestro ser actual, se ha formado por miles de cientos de millones de causas y detalles que considero nunca se darían en otra realidad alternativa. Hasta tal vez, en otra realidad alternativa, tal vez no tengamos tierra, y tan solo seamos la consecuencia del impacto de un enorme meteorito que en nuestra realidad actual, pasó de largo y se quemó al acercarse al Sol. Tal vez en otra realidad alternativa, ni siquiera los humanos existan y tal vez las nutrias han evolucionado hasta convertirse en nutrias espaciales (por decir algo). Por lo tanto, quizás en un futuro lejano, podamos modificar el espacio y el tiempo, pero solamente para movernos entre el universo, y tal vez, como en el film de Interestellar, estos viajes no implican un cambio de universo ni de realidad, pero si implica la modificación del tiempo y como dijo Einstein, todo es relativo.

En fin, muchas preguntas que cambiaran constantemente a lo largo del tiempo a medida que las investigaciones científicas evolucionen. Solo los descubrimientos científicos nos conducirán temporalmente a alguna verdad universal en la cual, solo podemos depender durante un corto y breve espacio de tiempo.

A su vez, sería un intento inútil viajar al pasado e intentar arreglar el presente ya que primeramente tendríamos que saber datos concretos de algunos hechos para poder cambiar el presente. De tal forma, tendríamos que preparar a una persona o varias en concreto para entrenarlos y que sepan datos claves de sucesos ya pasados. Sí ahora mismo, uno de nosotros vamos directamente al pasado sin conocer al detalle datos concretos como por ejemplo, que avion en concreto de vuelo y a que hora se estrellaron los aviones de las Torres Gemelas, o qué día fue asesinado Kennedy, o simplemente intentar asesinar a Hitler serian datos que no sabriamos el comun de gente. Y la gran pregunta, ¿tal vez no existiendo Hitler, el comunismo hubiera gobernado toda la tierra? Como decía el doctor Emmet Brown es muy posible qué cambiando el pasado puede haber un futuro bastante más incierto y peligroso del que tenemos ahora. O tal vez un futuro mejor eso nosotros no lo sabemos con seguridad. Y aún así, dudo mucho de que alguien nos pueda creer si viajamos al pasado e intentamos convencer a alguien de algún hecho importante.

Deja un comentario