El guardián negro

¿Qué es realmente el guardián negro?, ¿es un fake creado en internet para apartar la atención de los medios?, ¿o es realmente una nave desconocida que lleva orbitando la tierra desde hace mucho tiempo? Algunas de las dudas que se exponen en la red las intentaremos dilucidar. Primeramente decir que este caso tiene muchos nombres, desde el guardián negro, el caballero negro, el Black Knight satellite. Nosotros lo llamaremos el guardián negro haciendo alusion al eterno deseo de la humanidad de que alguien desde fuera del sistema solar nos está protegiendo.

Todo este embrollo comenzó en 1998, cuando la comunidad ufológica bautizó a este objeto que orbita la tierra. Aunque a día de hoy se considera un mito o dentro de la teoría de la conspiración, muchos datos, fotografías y pruebas, ponen en duda a las agencias espaciales internacionales, que resuelven este caso como basura espacial procedente de una protección térmica desprendida accidentalmente durante la misión STS-88 del transbordador espacial, y denominada S025570 1998-067C por el NORAD.

LAS PRUEBAS

Martina Redpath, especialista de soporte del Planetario Armagh en Irlanda del Norte hizo un comunicado internacional sobre el asunto:

El Caballero negro es el resultado de una mezcla de historias sin relación alguna entre sí; reportes de observaciones científicas inusuales; autores promocionando ideas poco convencionales; satélites espías clasificados y personas dejando volar la imaginación al ver las fotos. Esos ingredientes se cortaron, se salpicaron y se mezclaron en Internet para convertirse en una poción mítica inconsistente y confusa.

 

Las primeras pruebas del guardián negro, fueron en 1899 a través de los experimentos de Tesla con la radio y 1928 en Oslo, Noruega. En 1973, el escritor y astrónomo aficionado escocés Duncan Lunan analizó los ecos de radio captados en el pasado y especuló que podría tratarse de una sonda alienígena de 13000 años de antigüedad, casi sin ningún dato al respecto. También confirmo que la nave extraterrestre provenía de la estrella Epsilon Bootis. Poco tiempo después, el Duncan retiró estas conclusiones alegando que no tenia los conceptos científicos necesarios para verificarlos. Algunos ufólogos, crees que algún estamento del gobierno fue a visitarlo para amenazarlo.

En 1954 cuando nos encontrábamos en plena guerra fría, aun ni cuando los satélites rusos se encontraban en órbita, los periódicos americanos difundieron historias citando una declaración del investigador ufólógico Donald Keyhoe aclarando que la Fuerza Aérea de los Estados Unidos reportó dos satélites detectados en órbitas cercanas a la Tierra. En 1963, el astronauta americano Gordon Cooper reportó a la NASA el encuentro con un supuesto ovni durante su decimoquinta órbita en el Mercury 9. Gordon quiso una confirmación por parte de las estaciones de seguimiento de la NASA, que poco después confirmaron la existencia del objeto orbital. Hasta ahí solo se sabe que seguía al Atlas 9 en su recorrido por una baja órbita.

James Oberg es un ingeniero y periodista estadounidense reportó un documento analizando el caso de la mision STS-88, la cual se consiguió la prueba más importante de la exisitencia del caballero negro. La fotografía del satélite Caballero negro se obtuvo cuando se divulgó un vídeo sobre la misión STS-88.

Entrada creada 60

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba