Convicted computer hacker Kevin Mitnick, right, declines to answer any questions from the media, after reading a statement in an improvised news conference early Friday, Jan. 21, 2000, after being released from the Federal Correction Institute in Lompoc, Calif. One of the nation's most known computer hackers wants to go to college and study computer technology. His ambition may be tough under a judge's order that he keep his hands off computers for three years following his release from prison Friday. Man with red hair is an unidentified supporter of Mitnick. (AP Photo/Damian Dovarganes)

Kevin Mitnick, alias El Cóndor

El hacker más famoso de la historia tiene un pasado

 

Kevin Mitnick, tuvo varios apodos tanto dentro de la red como públicamente, denominado también el fantasma de los cables fue el más célebre hacker de los años 80 en EEUU. Fue tremendamente conocido, por su larga búsqueda y captura por parte del FBI en todo el territorio americano. El no solo fue un hacker, también fue cracker y phreaker, si, todo esto al mismo tiempo. La vida Mitnick se ha visto difundida y narrada en varios libros, como la novela Takedown, que relata su último arresto ocurrido en 1995, y de la cual han sacado una película con el mismo título, Takedown, en el año 2000 protagonizada por Skeet Ulrich. Existe otra novela algo menos conocida cuyo titulo es The Fugitive Game, escrita por Jonathan Littman. En ella también se narran los hechos acontecidos los últimos años antes de su arresto, aunque desde una perspectiva más intimista y no tan enfocada al FBI y su logro.

Curiosamente, la captura de Mitnick no tuvo éxito a los agentes del FBI, sino a uno de los colaboradores de esta “búsqueda”. Tsutomu Shimomura es un físico estadounidense y experto en seguridad informática, aunque, si entrevistáramos a Mitnick, tendría una idea diferente de este japonés nacido en Nagoya. Desde que Mitnick fue capturado, el y otros hackers, han planteado preguntas legales y éticas sobre la participación de Shimomura en su caso. El autor, Jonathan Littman escribió un libro de 1997 sobre el caso llamado The Fugitive Game: en línea con Kevin Mitnick , en el que presentaba el lado de Mitnick de la historia, que era una versión muy diferente de los eventos escritos en Shimomura y Markdown’s Takedown.

Sus logros y progresión

  • Mitnick comenzó a los 16 años con la intrusión a un sistema informático cuando obsesionado por las redes de ordenadores rompió la seguridad del sistema administrativo de su colegio, pero no para alterar sus notas; lo hizo “solo para mirar”. Recordemos que la gran mayoría de los hackers ven este tipo de intrusiones como un reto, no para lograr hacer un fin mortal.
  • Parece ser que después de estos “pinitos” decidió probar mas suerte y en 1981 junto a dos miembros, entró físicamente a las oficinas de COSMOS (Computer System for Mainframe Operations), uno de los mayores centro de base de datos utilizada por la mayor parte de las compañías telefónicas norteamericanas para controlar el registro de llamadas. Pudieron entrar en la lista de claves de seguridad, la combinación de las puertas de acceso de varias sucursales y manuales del sistema COSMOS. La información robada tenía un valor equivalente a los 200.000 dólares.
  • Poco tiempo después, fue arrestado de nuevo cuando era estudiante de la Universidad del Sur de California ya que puedo entrar ilegalmente a ARPAnet (la predecesora de Internet) y trató de acceder a la computadora del Pentágono, objetivo que se dice que consiguió. Lo sentenciaron a seis meses de cárcel en una prisión juvenil en California.
  • Después de salir de prisión, quiso entablar una relación profesional mas estable y alejarse de los males que lo seguían, así que entró en Security Pacific Bank como encargado de la seguridad de la red del banco. El banco lo rechazó por sus antecedentes penales, y el enfado llevó a Mitnick a falsificar un balance general del banco donde se mostraban pérdidas por 400 millones de dólares y trató de enviarlo por la red.
  • Durante algún tiempo, pudo apoderarse del acceso al correo electrónico de los miembros del departamento de seguridad de MCI Communications y Digital Equipment Corporation, eran las dos compañías más importantes de EEUU. Su objetivo era conocer cómo estaba protegido el sistema telefónico de ambas compañías; luego de recoger suficiente información se apoderó de 16 códigos de seguridad, y junto a un amigo, Lenny DiCicco, entraron a la red del laboratorio de investigaciones de Digital Corporation, conocida como Easynet.
  • El 27 de mayo de 2005 en Buenos Aires, Argentina en una de sus conferencias, el modo a través del cual pudo acceder fácilmente al código de un teléfono móvil en desarrollo, incluso antes de su anuncio en el mercado, con sólo seis llamadas telefónicas y en unos escasos minutos.

La polémica y su punto de vista

Dentro de los primeros hackers importantes investigados por el gobierno americano, creo que Mitnick marcó el principio de la era hacker, aunque existieron muchos otros anteriores. Mitnick destacó en ser el primero que cometió delitos informáticos mas graves e importantes que sus predecesores, como el intento de acceso al pentágono. Dentro de los tipos de hackers que existen, como el de sombrero gris, sombrero negro y sombrero blanco, se aprecia una evolución notable, de sombrero negro a sombrero blanco, ya que a día de hoy Mitnick tiene una empresa de seguridad informática relativamente importante convirtiéndose en un acérrimo de la defensa de ataques cibernéticos. A día de hoy se dedica al asesoramiento y al romper sistemas informáticos de las grandes compañías de telefonía a nivel internacional.

Dentro de las amenazas propagadas a los medios, Mitnick convenció al juez de que era capaz de, utilizando un teléfono y silbando, llegar a la misma frecuencia para realizar una llamada a través de la red e iniciar una guerra nuclear, nunca se demostró pero aquel hecho hizo aumentar el mito del hacker.

Durante su tratamiento de adicción, le fue prohibido tocar una computadora o un módem, y llegó a perder más de 45 kilos.

Recomiendo notablemente la película de Takedown, porque leyendo la novela, y viendo la película, hay una buena adaptación cinematográfica. De esta forma, Mitnick seguirá parpadeando como un led nocturno en la historia de la red.

Libros recomendados

UN FANTASMA EN EL SISTEMA
Libro de Kevin Mitnick
Capitan swing S.L
ISBN: 8494740822 ISBN-13: 9788494740824

The Fugitive Game: Online with Kevin Mitnick
Libro de Jonathan Littman
LITTLE BROWN & CO INC
ISBN: 0316528692 ISBN-13: 9780316528696

Art of Deception (Softback)
Libro de Mitnick, Kevin D.; Simon, William L.WILEY
ISBN: 076454280X ISBN-13: 9780764542800

Deja un comentario