La solución final

En el séptimo arte, existe una innumerable cantidad de films que reflejan la realidad, el horror y el pasado que los nazis (Nationalsozialismus). La segunda guerra mundial es un compendio complejo de leyes, política, estrategias de guerra y sobre todo la realización del Holocausto. Pero, dentro de la gran cantidad de películas que he podido ver, desconocía “La solución final”, o en su titulo en ingles: “Conspiray”. Fue realizada en 2001, y fue un tele film que logró ganar una gran cantidad de nominaciones, entre ellos, al mejor actor Kenect Braham. Al comienzo de la película, una frase asienta al espectador en la aterradora realidad de aquel día; “…el destino del mundo cambió en esta hora y media de reunión…”. Si es cierto, que la reunión solamente era para que el resto de los miembros del partido nazi dieran su “aprobación” al exterminio y al comienzo del Holocausto, y en el caso de que estuvieran en contra, eran avisados que sus nombres estaría en la lista negra de las SS. La película es un tanto escalofriante, y a la vez, se representa en su totalidad, el poderío del 3º Reich y como, en esta reunión, deciden exterminar de la forma más práctica al judío de Europa. Para personas que son sensibles en este tema, diré que puede quedarse un mal sabor de boca al finalizar la película, aunque en ella no se contemplan imágenes fuertes o violentas. Solamente oír como pensaban exterminar a los judíos, te hace plantearte si estas personas eran humanas o monstruos.

El 20 de enero de 1942, líderes del partido nazi y oficiales del gobierno alemán mantuvieron una reunión secreta en las afueras de Berlín para planificar la llamada “solución final”, es decir el exterminio de los judíos. Esta película es una recreación histórica de la Conferencia de Wannsee, presidida por Reinhard Heydrich, general de las S.S. y máximo responsable de la seguridad del Tercer Reich. – FILMAFFINITY

Entrada creada 60

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba